25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer


manifiestoMANIFIESTO CONTRA LA VIOLENCIA DE GÉNERO

En 1999, la Organización de Naciones Unidas dio carácter oficial al 25 de noviembre y fue declarado “Día Internacional de la Eliminación de la violencia contra la mujer.”
Tristemente, desde esa fecha, cada año volvemos a reunirnos para seguir condenando la violencia que se sigue ejerciendo contra las mujeres. Solamente algunas cifras:
Lamentamos 159 femicidios en Nicaragua desde 2013 hasta la fecha.
De estos, 44 se corresponden con lo que va de este año 2015. Ocho mujeres nicaragüenses fueron asesinadas en el extranjero. Y hay que añadir otros 42 femicidios frustrados, según la web de Católicas por el derecho a decidir.

En 2014 fueron remitidas a los tribunales 14,600 víctimas de violencia.
Según la UNAN, 8 de cada 10 mujeres sufren violencia reiterada.

manifiesto 001.jpg

Podríamos seguir dando cifras que evidencian esta realidad, violencia de distinto tipo y de distinto grado, ejercida sobre diferentes mujeres, de todas las edades, de cualquier etnia, pertenecientes a diferentes clases sociales. En el frío de los números esconderíamos la indignidad de esta realidad.
Estas cifras nos muestran la verdadera dimensión del drama que vivimos diariamente en Nicaragua, detrás de este drama están hijas e hijos, hermanos y hermanas, madres y padres, amigos y amigas, compañeros y compañeras de trabajo. Un drama que no es privado, que es público y que está en la raíz de nuestra sociedad, un drama que nos lastra y condena tanto a los verdugos como a los que miramos impávidos.
Por ello, estamos aquí para denunciar y condenar cualquier tipo de violencia que se ejerce sobre la mujer: el maltrato físico, que deja marca y duele, que humilla y somete; el abuso verbal y maltrato psicológico, que destruye, anula y aniquila la individualidad de la mujer; y el maltrato sexual, que cosifica y denigra.

Con este manifiesto
Queremos proclamar:
• que la sociedad no puede ni debe tolerar ni una muerte ni una agresión más.
• que la sociedad no puede justificar ni proteger a los hombres que agreden, insultan, humillan, acosan y asesinan.
• que ninguna mujer merece ser maltratada, y que nada justifica al hombre que emplea la violencia para doblegarla y someterla con el único fin de perpetuar el machismo.


Queremos pedir:
• que las instituciones responsables articulen todos los recursos a su alcance para luchar contra esta lacra social, remando todas en la misma dirección,
• que las mujeres tengan una respuesta inmediata y efectiva cuando piden ayuda, garantizando su seguridad y propiciando su bienestar y el de sus hijos e hijas, articulando programas integrales de atención que les ayuden a recuperar una vida digna y libre de violencia.
• que las instituciones mantengan la vigilancia y la atención a las mujeres una vez que terminen su periodo en los hogares de protección para que ella y sus hijos se sientan protegidas y acompañadas en su proceso de vida independiente y autónoma.

manifiesto 002

Igualmente, Solicitamos:
Que se redoblen los esfuerzos para atender las necesidades especiales de mujeres víctimas de violencia de género: mujeres con discapacidad que por su situación necesitan un mayor apoyo y tutela, adaptando los recursos a sus especificidades; mujeres jóvenes a las que la crudeza de la violencia golpea en una personalidad no conformada y que a veces se minimiza el alcance de su sufrimiento.
También queremos pedir de forma especial en este acto, que se doten de todos los recursos necesarios a las instituciones y que todas se coordinen para atender a los menores que son víctimas de violencia de género, poniendo en marcha programas educativos y de atención psicológica especializada y específicos. Muchos niños y niñas la sufren a diario en su propio hogar, tenemos que protegerles.
En esta época convulsa y de crisis que nos está tocando vivir necesitamos seguir promoviendo medidas que fomenten la igualdad real entre hombres y mujeres, la necesidad de convivir en todos los entornos sin violencia, estableciendo mecanismos pacíficos de mediación para la resolución de conflictos, esto se consigue desde la educación, desde los medios de comunicación y desde la familia.
Finalmente agradecemos el trabajo de las instituciones implicadas en la atención y prevención de la violencia de género: Comisaría de la Mujer y la Niñez, Ministerio de la Mujer, Juzgados locales, MINSA, los centros educativos y las asociaciones de mujeres.
Aún así parece no ser suficiente el esfuerzo realizado para impedir la muerte y el maltrato. Y es que es tarea de toda la sociedad, de cada una de las personas que la integramos, concienciarnos contra la violencia y actuar contra ella.

Nueva Vida, 25 de noviembre de 2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: