Nicaragua tiene la tasa de robos más alta de Centroamérica, según el PNUD


seguridad ciudadana pnud.jpg

Hace pocos días se ha presentado el interesante estudio “Seguridad ciudadana, 1998-2010. Nicaragua: riesgos, retos y oportunidades”, publicado por el PNUD (Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo) y coordinado por Francisco Javier Bautista Lara, fundador de la Policía Nacional de Nicaragua (1979) y Comisionado General entre 2001 y 2005.

El contexto nicaragüense

La situación de inseguridad en Nicaragua es grave, aunque no tanto como la de sus vecinos del norte, Guatemala, El Salvador y Honduras. La situación de Nicaragua es mejor y se asemeja más a la de Costa Rica y Panamá, los países más ricos y desarrollados de América Central.

Clic en la imagen para agrandar

Nicaragua es la economía más pequeña de la región y el segundo país más pobre de Latinoamérica.

El 75% de la población empleada no está afiliada al seguro social y dos tercios de la ocupación laboral es informal, lo que deriva en una alta vulnerabilidad social.

El estudio plantea que hay cuatro tendencias en el problema de inseguridad en Nicaragua:

  • hay más delitos,
  • se ha reducido la capacidad de respuesta institucional,
  • hay mayor percepción de inseguridad, y
  • se ha afectado la confianza en las instituciones de la seguridad pública y la justicia penal.

El costo de la violencia en Nicaragua (2006) en relación con el PIB, es el segundo más alto de Centroamérica (10%), sólo por debajo de El Salvador (10.8%).

Robos en Nicaragua

La tasa de robos (con fuerza, violencia e intimidación) por 100 mil habitantes aumentó 75% en el período de 1998 a 2009, llegando a 571 robos por 100 mil habitantes (Estado de la Región 2008). Esta tasa es la más alta de Centroamérica.

Los robos con intimidación no han dejado de incrementarse en Nicaragua

Armas de fuego

El 56% de los homicidios (Nicaragua, Estado de la Región 2008) y el 35% de los robos con intimidación fueron cometidos con armas de fuego (2009, Policía Nacional). Se estima que circulan en Nicaragua unas 250,000 armas de fuego.

Violaciones

La tasa de violaciones es la más alta de la región, junto con la de Costa Rica. Este  suele ser uno de los delitos de mayor subregistro o “delitos silenciados”. Las  principales víctimas son las mujeres, niños y niñas.

La RAAN presenta la  mayor tasa de violaciones en Nicaragua

Propuestas

El informe presenta seis propuestas para preservar evitar el deterioro de nuestra seguridad:

1) Una política de convivencia y seguridad ciudadana consensuada, de largo plazo, sostenible, incluyente, proactiva, multisectorial e integral.

2) Una política criminal que articule y racionalice los esfuerzos coercitivos del Estado en el marco del respeto a los derechos humanos y al Estado de Derecho.

3) Acceso efectivo a la seguridad y la justicia a partir del fortalecimiento institucional, priorizando a los sectores más vulnerables.

4) Organización y participación social en la prevención y fortalecimiento de la seguridad ciudadana.

5) Capacidad local y municipal diferenciada para el abordaje de los problemas de la seguridad ciudadana desde la agenda de desarrollo local.

6) Observatorios interinstitucionales de la violencia criminal,  incluidas estrategias comunes y bases de datos compartidos a nivel centroamericano.

Esperanza y futuro desde Redes de Solidaridad

Redes de Solidaridad trabaja en una comunidad, Nueva Vida (Ciudad Sandino), con unos indicadores históricos no muy positivos en cuanto a seguridad ciudadana. Sin embargo, en los últimos años se perciben cambios que nos alegran: integración de jóvenes al mundo de la formación y el empleo, mayor organización de las y los pobladores para resolver sus problemas, mejoras en la infraestructura del barrio, y mayor sentimiento de pertenencia al barrio.

La situación de seguridad ciudadana no es, en definitiva, buena en Nicaragua. Pero algo nos debe dar esperanza y pistas para el futuro: siendo uno de los países con una económía más débil, nuestros indicadores nos acercan sin embargo a los más desarrollados (Costa Rica y Panamá). Sin duda, nuestra cultura de convivencia y una Policía Nacional con un perfil de servicio e integración en la comunidad y abierta a un enfoque preventivo hacen la diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: