Las lluvias en Nueva Vida


Diversión en la calle principal de Nueva Vida, convertida en un río

La época de lluvias en Nicaragua abarca, generalmente, los meses de mayo a octubre. Es lo que en Nicaragua llamamos “el invierno”, aunque las temperaturas no bajen demasiado y sean esencialmente las mismas que el resto del año: siempre con máximas por encima de los 30ºC. El máximo de lluvias suele darse en septiembre y octubre , y es en este periodo también donde se da la máxima probabilidad de huracanes. El famoso huracán Mitch tuvo inundada a buena parte de Nicaragua los últimos días de octubre y los primeros de noviembre del año 1998.

La entrada al recinto de Redes de Solidaridad

Desgraciadamente, las condiciones de urbanización del país hacen que los efectos de estas lluvias, a veces muy torrenciales, sean aún más catastróficos. No ha habido en este año 2011 ningún huracán o tormenta tropical de consideración en Nicaragua, y sin embargo los daños a viviendas y los refugiados en albergues provisionales son numerosos.

Saliendo del trabajo

En Nueva Vida, nuestro barrio, no existe alcantarillado ni sistemas de evacuación de agua, por lo que a la menor lluvia la calle principal se convierte en un río. Es casi imposible salir a pie de Redes, y los vecinos cuyas casas tienen un nivel ligeramente inferior al de la calle tienen que contemplar con paciencia como su vivienda se inunda.

Cruzar la calle

El agua potable llega a las viviendas con tan escasa presión que no es capaz ni de superar la puerta de entrada. Los habitantes entonces cavan un hoyo hasta encontrar el tubo principal, y de ahí toman el agua. Cuando llueve, ese hoyo se inunda y contamina totalmente este acceso.

De hoyos como este, totalmente contaminado, toman agua algunos pobladores de Nueva Vida

Es triste ver que estas situaciones se den en pleno siglo XXI, cuando se habla de “progreso” y “bienestar” en el país. Y muy cerca, en noviembre, las elecciones generales llenarán las bocas de los candidatos políticos de promesas de mejora, trabajo, educación, salud o vivienda. Pueden empezar por visitar a las familias de Nueva Vida.

Una vivienda en Nueva Vida

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Ricardo
    Jul 28, 2011 @ 22:27:19

    No es tan triste que las situaciones de insalubridad se den en pleno siglo XIX, ¡lo triste es que se sigan dando 200 años después!

    Gracias por el documento gráfico y escrito. Siempre he pensado que es una pena ver correr tanta cantidad de agua y no poder almacenarla para tiempos de escasez.
    ¿Habéis notado un aumento de pacientes en el dispensario en las épocas de más pluviosidad, debido a la toma de agua de esos hoyos contaminados?

  2. redesdesolidaridad
    Jul 28, 2011 @ 23:48:04

    El invierno, con sus lluvias, siempre trae un repunte de enfermedades, sobre todo respiratorias. Hay que ver cómo se mete el agua en las casas, empapando todo. La presencia de parásitos (sobre todo giardias y amebas) es algo habitual en la población. Y el error del XIX (¡ups!), corregido. ¡Gracias!

  3. Sofia Lacayo
    Ago 02, 2011 @ 13:45:35

    !Cuanto lo siento! que triste ver las gráficas que gentilmente nos comparten de parte de Redes.

    Me conmueve la situación tan difícil de la población de Nueva Vida.

    Gracias! el compartir nos une en solidaridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: