Ida, vuelta y regreso


IDA, VUELTA Y REGRESO

reflexiones de una voluntaria italiana en Nicaragua

Milán, 4 de marzo de 2011

Ya han pasado dos semanas después de mi segundo viaje a Nicaragua. La primera vez que llegué a Managua era agosto 2010; conocí Redes a través de un proyecto de Cáritas de Milán y me quedé allí trabajando durante un mes junto a otros dos voluntarios italianos. Fue una experiencia que me gustó mucho pero no pensaba regresar tan temprano: ¡sólo después de cinco meses!

Las razones que me llevaron a esta decisión fueron muchas, pero una es la principal: había vivido una experiencia muy fuerte y muy bonita pero todo eso no me bastaba. Es como si hubiera empezado a leer un libro muy bonito y como si de repente hubiera tenido que dejarlo en un rincón sin saber cómo terminaría el cuento. Yo necesitaba saber cómo podría terminar mi historia, necesitaba leer o escribir mi último capítulo y la única manera que tenía era regresar a aquel país donde todo había empezado. Aproveché de que tenía un mes de vacaciones de la universidad y regresé.

Me acuerdo cuando llegué a Managua en una noche de enero; tenía ropa pesada porque venía del frío invernal de Milán y claramente mi piel estaba blanca, demasiado blanca. En seguida el calor me atrapó. Por un lado me sentía rara, me parecía extraño estar al otro lado del océano otra vez, pero por otro lado me sentía como en mi casa gracias al cariño con el cual fui acogida. Esta vez estaba sola, no tenía compañeros de viaje: estaba sólo yo y los nicas. Por eso fue una experiencia aún más intensa e interesante. Pude realmente vivir según el estilo de vida nica, pude almorzar y cenar con comida nica, pude conocer otros lugares y otras ciudades, otras personas que siempre me acogieron con la misma sonrisa y el mismo calor de bienvenida.

Volví a Redes, volví a trabajar en Nueva Vida; la gente no se había olvidado de mi y de lo que hice en agosto. A veces parecía que no habían pasado tantos meses después de mi primer viaje. Salí al barrio encuestando familias y líderes para el nuevo proyecto del área de OPC y muy a menudo encontraba a personas que se acordaban de aquellos “gringos” que en agosto habían paseado por cada parte de Nueva Vida: los niños del centro escolar se acordaban de las actividades que hicimos por las tardes, los muchachos de la escuela técnica se acordaban de la italiana con el ojo morado por el golpe de una bandera, las mujeres de la Lactancia sonreían a mi cara familiar, los profesores, los maestros y todas las personas que trabajan en Redes me saludaron con una cara de sorpresa y asombro por verme alli otra vez.

Un mes es demasiado poco, tal vez también un año lo es, para conocer plenamente un país y todos sus matíces: con mi segundo viaje pude conocer unas tintas diferentes de Nicaragua y, además, pude acercarme a las numerosas actividades de Redes que no pude conocer en agosto por falta de tiempo. Me acuerdo, por ejemplo, el trabajo con las mujeres comercializadoras, cuando fuimos al mercado Oriental a comprar la ropa me impresionó de cómo se movían por las minúsculas calles del mercado, tan seguras de donde iban y sin perderse.

Cuando volví a mi país muchas personas me preguntaron qué me había gustado más de mi viaje y mi respuesta siempre fue: ¡la gente!. Es la que más llamó mi atención también en agosto: su calor, su cariño, su sonrisa, su música, me encantaba cuando cada mañana me saludaban con un “Buenos días, ¿cómo amaneciste? o cuando me contestaban “bien, gracias a Dios”. Es algo que en mi cultura no existe, es algo que muestra una diferente manera de acercarse a la vida, tal vez mejor que la nuestra.

¿Y al final encontré el fin de mi capítulo? Sí, encontré el fin de uno pero empecé a escribir otro, ¿quién sabe?, tal vez algún día podré pasear nuevamente por las calles de Nueva Vida.

Francesca Conti. Milán, Italia.

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Guille
    Mar 06, 2011 @ 00:57:38

    Un fantástico relato, una experiencia inolvidable.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: